El Risotto, una auténtica delicia italiana

Ingredientes:

 

  • Anillas de calamar
  • Almejas
  • Mejillones
  • Cigalas
  • Langostinos
  • 400g de arroz arborio
  • 2 chalotas
  • perejil picado
  • vaso de vino blanco
  • 50g de mantequilla
  • Aceite de oliva
  • 1 litro de caldo de pescado

Preparación:

Picamos la chalota muy fina. En una cazuela ponemos al fuego la mantequilla con un chorrito de aceite, y pochamos la chalota cinco minutos. Agregamos las anillas de calamar y dejamos que se cocinen durante dos minutos removiendo para que se hagan por igual.

Añadimos entonces el arroz y removemos bien, lo regamos con el vino blanco y dejamos que reduzca sin dejar de remover. Añadimos un par de cazos de caldo, removemos y echamos las almejas y los mejillones enteros. Dejamos que el caldo se vaya absorbiendo sin dejar de remover, ese es el secreto para que el risotto sea cremoso. Cuando llevemos ya unos 15 minutos cocinado el arroz es el momento de añadir los langostinos y las cigalitas.

A medida que el caldo se vaya absorbiendo añadiremos un par de cazos cada vez, hasta que nos quede el arroz en su punto, envuelto en un manto cremoso. Espolvoreamos con perejil picado y servimos de inmediato.

Pad Thai: El plato más típico de Tailandia

Si hablamos de la comida rápida más famosa y conocida de la cocina tailandesa tanto para los locales como para los extranjeros, la respuesta es la misma, sin duda alguna el Pad Thai.

En Tailandia lo podemos comer prácticamente en cualquier lugar, desde los pequeños puestos de comida callejera en los que pagaremos alrededor de 1,5€ (60 baths), hasta los restaurantes más lujosos, donde costará alrededor de 15€ (600 baths) siendo en ambos un plato delicioso que podremos disfrutar tanto en el bullicio de la ciudad o en un ambiente mucho más relajado.

 

 

Ingredientes:

 

  • 70g tallarines de arroz
  • 50g brotes de soja
  • 50g tofu duro
  • 20g ajete chino
  • 1 huevo
  • 1 chalota
  • 5 langostinos
  • camarones secos
  • rábano en conserva

 

  • -Salsa Pad Thai:
    • 2 cucharadas de salsa de pescado
    • 2 cucharadas de azúcar de palma
    • 5 cucharadas de pasta de tamarindo
    • chili tostado en polvo

 

  • Para acompañar:
    • Lima
    • Cacahuetes
    • Chili tostado en polvo

 

Preparación:

 

Ponemos los tallarines de arroz en remojo con agua a temperatura ambiente durante una hora.

Cortamos los ajetes chinos en trozos de 2 cm, picamos la chalota y el rábano en conserva, cortamos el tofu en trozos pequeños, pelamos los langostinos dejando la parte de la cola.

Freímos los langostinos en una sartén con aceite vegetal y los reservamos para luego.

En la misma sartén freímos el tofu, cuando esté dorado añadimos la chalota y el rábano, añadimos los camarones secos y lo freímos un poco más.

Agregamos los tallarines de arroz y lo mezclamos. Añadimos agua poco a poco para que los tallarines se ablanden. Incorporamos la pasta de tamarindo, el azúcar de palma, la salsa de pescado y el chili en polvo y lo mezclamos.

Para obtener el color auténtico del Pad Thai, usamos la grasa de dentro de la cabeza de los langostinos, la freímos y lo mezclamos todo bien.

Apartamos los tallarines y ponemos aceite vegetal y freímos el huevo.

Agregamos los brotes de soja, el ajete chino, los langostinos, los cacahuetes tostados, los salteamos un minuto más y ¡LISTO!

El postre griego más gustoso: Tarta de Queso!

Ingredientes para hacer tarta de queso

  • 1 paquete de galletas tipo digestive
  • 100 gramos de mantequilla
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 500 gramos de queso philadelphia o similar
  • 100 gramos de azúcar blanca
  • 500 ml de nata para montar (35% materia grasa)
  • 2 sobres de cuajada
  • 1 sobre de gelatina en polvo
  • 1 bote de mermelada de fresa o frambuesa

Cómo hacer la receta de tarta de queso

1.- Lo primero que haremos será coger las galletas y las trituraremos hasta hacerlas polvo. Yo he usado el triturador de la batidora pero podéis meterla en una bolsa y con la ayuda de un rodillo las dejaremos trituradas.

2.- Derretimos la mantequilla en el microondas y mezclamos las galletas trituradas con la mantequilla y un toque de esencia de vainilla.

3. Ponemos en un molde el fondo de papel vegetal y hacemos la base de la tarta. Con la ayuda de un espalmador o con la mano presionamos bien. Metemos en la nevera durante 15 o 20 minutos.

4.- En una cacerola ponemos la nata a cocer junto con el queso philadelphia, los sobres de cuajada y el azúcar. Dejamos cocer a fuego lento 1 minuto para que la cuajada actúe. Si no cocemos puede que la cuajada no funcione. Una vez que está todo el queso derretido y mezclado con los demás ingredientes, lo vertemos encima de la base de galletas. Introducimos en la nevera mínimo 4 horas.

Hoy viajamos hasta La France! Ohlalá!

Bonjour!

Seguro que muchos de vosotros conocéis el Ratatouille por la famosa película de Disney que recibe el mismo nombre que el plato. Como a nosotros nos encanta, hemos querido representar Francia con este riquísimo plato. Así que hoy nos convertimos en el ratoncito Remy para cocinar el mejor Ratatouille y transportarnos hasta la Torre Eiffel.

Bon Appetit!

Ingredientes: 

  • 2 berenjenas
  • 2 calabacines
  • 1 tomate grande
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • Aceite de oliva
  • Orégano

Preparación:

  1. Lavamos bien las berenjenas y los calabacines, los cuales vamos a cortar en rodajas muy finas, pero que tengan un poquito de grosor.
  2. Pelamos la cebolla, la lavamos para evitar que nos lloren tanto los ojos, y la cortamos en juliana. El diente de ajo lo pelamos y lo picamos en trocitos, así como el tomate. Los pimientos vamos a corlarlos en tiras a lo largo, para luego cortarlos en otras tiras más pequeñas.
  3. Programamos el horno a 180º C para que se vaya calentando.
  4. Ponemos en una bandeja para horno un poco de aceite, para que los ingredientes no se peguen, y colocamos los ingredientes creando capas con ellos.
  5. Salpimentamos al gusto, repartimos el orégano al horno por 20 minutos.
  6. Cuando esté hecho, en el plato servimos los alimentos decorados en forma de espiral con una rodaja de cada alimento. Bañamos en un chorrito de aceite, junto con un poco de sal y… ¡LISTO!